Advertencia interna: mientras no se “radicalice la conducción”, el Frente de Todos seguirá unido

Pasaron tres días desde que se designó a Ramón Figueroa Castellanos como
presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales en Diputados, situación que
abrió una interna entre el corpaccismo y un grupo de siete legisladores que
responden a diferentes sectores del peronismo. Por el momento la fisura interna
no pasaría a mayores con una ruptura del bloque del Frente de Todos, siempre y
cuando no “se radicalice la conducción”.
Así lo advirtió el legislador Eduardo Andrada, quien junto a Gustavo Aguirre,
Cynthia Gambarella, Adriana Díaz, Guillermo Marenco, Stella Nieva, María
Argerich y Maximiliano Mascheroni conforman el grupo de “los ocho rebeldes”.
Este octeto había deslizado la posibilidad de conformar un interbloque luego que el
corpaccismo “impusiera los números” con Figueroa Castellanos cuando querían
que Asuntos sea presidido por Aguirre. Después de 72 horas, los ocho se
mantienen firme en su pensamiento: que el exministro de Seguridad debía ser el
presidente de esa comisión clave.
Sin perjuicio de ello, por el momento, descartan una ruptura. “Obviamente hay
diferencias, se trataron temas, hubo una dicotomía en el mismo bloque en el cual
se dio a la luz con la elección de Asuntos Constitucionales que, nosotros como
integrantes del bloque, proponíamos a Aguirre, un hombre con mucha experiencia,
que viene del Ejecutivo, con sobrada militancia y también idóneo; sabemos que es
abogado y en esa comisión significa mucho”, dijo ayer Andrada en diálogo con
Cae el telón. “Más que todo para la agenda que se vendrá”, deslizó.
El diputado también se refirió al malestar que terminó de explotar con la elección
de la presidencia en Asuntos. “Son cosas de la política, todo se viene hablando y
obviamente uno genera posicionamientos”, distinguió, para aclarar que “tampoco
hay un malestar para decir que Figueroa Castellanos no puede ser presidente de
la comisión”. No obstante, sostuvo que para el grupo de los ocho “la persona que
tenía que ocupar ese lugar era Aguirre”.
“No salió, bueno, plantearemos las cosas en el bloque en su momento. Vamos a
ver qué podemos mejorar y qué agenda nueva podemos traer a la sociedad que
nos está pidiendo”.
“No creo que esa sea la salida”, dijo Andrada en cuanto a la posibilidad de
conformar un interbloque oficialista. “La gente quiere que nos unamos y no nos
peleemos, nos pide al oficialismo y la oposición tratar temas en conjunto, legislar
en conjunto y no hablar siempre de ruptura”, continuó para mencionar:
“Obviamente lo vamos a plantear nosotros, va a ser progresivamente y en cada
tema lo vamos a hacer”.

Diputado Eduardo Andrada

Aparte, puntualizó que “la necesidad de no romper el bloque es tratar de
consensuar tema por tema”. En esta línea, afirmó: “No es nuestro espíritu romper el bloque, ni de los diputados que hacemos el reclamo”. Con ello, insistió en la necesidad de “conversar, tener buenas relaciones entre todos, si no, nos sometemos a lo que vemos en otras legislaturas, a esas peleas interminables cuando la sociedad exige otra cosa”.
Por otra parte, el legislador cuestionó la “imposición del número” para decidir
cualquier cosa vinculada la cámara. Esto es teniendo en cuenta que el
corpaccismo está conformado por nueve diputados. “Si imponemos el número
para la elección de una comisión, para sacar un documento, para lo que sea, nos
deja prácticamente en otro lugar”, dijo. Para evitar eso, consideró que “hay que
trabajar para pulirlo y decir ‘esto es un bloque’, que salga fortalecido y que cada
uno que piense algo sea escuchado”. En este orden de ideas, reseñó: “Nosotros
se lo venimos planteando (al corpaccismo) desde antes que se conforme la
elección de Asuntos”. Y advirtió: “Si la conducción se va a radicalizar, seguramente
hablaremos de otra cosa”.

Fuente: Catamarca Digital