Juan Manuel Pulleiro | «No tenemos dudas que el helicóptero embistió esos cables de las tirolesas»

La empresa Salta Rafting ofrece el cruce del curso de agua con líneas llegan a los 200 metros de altura. Las primeras hipótesis señalan que la máquina habría dado con esas «tirolesas».

Hasta el momento las causas del accidente apuntan a los cables de descenso para turistas que cruzan el cauce del río Juramento, en la zona montañosa que rodea a la localidad de Coronel Moldes, que son operados por la empresa Salta Rafting. El ministro de Seguridad de Salta, Juan Manuel Pulleiro, atribuyó el accidente a un «error del piloto al llevarse puesto unos cables de tirolesa».

Municipalidad de Salta

Pulleiro agregó, en declaraciones al canal Todo Noticias, que los cables de la tirolesa «no tenían los elementos de seguridad como suelen tener, como elementos naranjas». Insistió con la versión en declaraciones radiales de esta mañana: «no tenemos dudas que el helicóptero embistió esos cables de las tirolesas, porque cayó al costado y además porque tenemos el relato de una testigo que vio cuando se produjo ese impacto». «Al chocar el cable se quedaron sin el rotor de cola y cayeron…», enfatizó el funcionario.

Esos cables son publicitados como una de las atracciones de turismo aventura de la zona, y se encuentran a un promedio de 200 metros de altura, por lo que permiten un vertiginoso descenso a quienes llegan en busca de esa adrenalina, alcanzando velocidades de hasta 35 kilómetros por hora, para bajar en la zona aledaña.

Brito se dirigía en el helicóptero siniestrado a sus propiedades en Salta, y algunas versiones señalan que podría haber estado al mando de la nave, aunque todavía no hay confirmaciones del tema. Pulleiro informó también que los registrados en el plan de vuelo era el propio Brito y el copiloto de Santiago Bouden y que el primero estaba “registrado como comandante de vuelo”, indicó en Todo Noticias. Las causas puntuales del quedarán en claro cuando lleguen al lugar los especialistas de la Fuerza Aérea y de la Junta de Seguridad del Transporte, para analizar los restos de la nave y emitir conclusiones oficiales.

El ministro dijo que el helicóptero, «a la salida del dique Cabra Corral entró en un cañadón, se topó con los cables de la tirolesa, se enredó, se desprendió el rotor del helicóptero y cayó al lecho del río». También señaló que los primeros indicios sugieren que Brito y su copiloto murieron «por los golpes y no ahogados».

Fuente: Cuarto