Morales: El Gobierno se abraza a la impunidad y deslegitima la paz, la Justicia y las instituciones

Por Gerardo Morales – Con el tiempo y los intereses de todos los argentinos, los ministros Eduardo de Pedro y Elizabeth Gómez Alcorta volvieron a Jujuy para dedicar su atención exclusiva a Milagro Sala, cacheteando sin piedad a las víctimas de la violencia que ejerció al frente de la Tupac Amaru al solo efecto de garantizar impunidad a quienes fueron condenados por robar a los pobres.

En vez de hacer un tour del abuso, los funcionarios tendrían que venir a Jujuy por temas institucionales y, en este contexto, lo primero que deberían hacer es respetar al gobierno provincial. De Pedro debería asumir de una vez por todas que debe ser ministro de la Nación para todos los argentinos y no de una facción.

Cada vez que incluye a Jujuy en su agenda, es para deslegitimar la paz, las instituciones, los derechos colectivos e individuales y la construcción de ciudadanía.

Están empeñados en tejer un manto de impunidad para Sala, desconociendo que cumple una condena efectiva desde febrero de 2021 a febrero de 2023 por amenaza de bomba a una comisaría y por un fallo que fue ratificado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Y es por eso que el gobierno nacional avala una marcha para desplazarla.

“En vez de hacer un tour del abuso, los funcionarios tendrían que venir a Jujuy por temas institucionales”.

Mientras ellos visitan a una delincuente que está detenida, no escuchan a sus miles de víctimas que padecieron violencia y corrupción durante más de 15 años. Sala no es una presa política. En los procesos judiciales desarrollados en su contra, intervinieron 40 jueces y fiscales, de los cuales el 90% fue designado por sucesivas gestiones del peronismo, no del radicalismo. Además, pesan sobre Sala condenas por diferentes causas:

1) “Pibes Villeros”, en al cual se la encontró jefa de una asociación ilícita, con 13 años de prisión y confirmación de parte del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia.

2) Amenazas a policías, con 2 años y medio de prisión con ejecución efectiva.

3) Ataque al Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Jujuy, con condena mayor a 3 años de prisión por parte de un Tribunal Oral Federal y fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en contra de prescripción dictada por la Justicia jujeña.

A ese prontuario, se suma la denominada “Megacausa”, que está próxima al requerimiento de elevación a juicio. Respecto de la causa conocida como “Luca Arias”, la Justicia provincial la declaró prescripta, razón por la cual se solicitó un recurso extraordinario federal ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación por considerar arbitraria tal decisión.

A propósito del Poder Judicial de Jujuy, el ministro de Pedro se refirió nuevamente a un proyecto de intervención al Poder Judicial de Jujuy. ¿Esto lo mencionó al pasar o es una amenaza?

Impunemente e irresponsablemente se atreven a cuestionar a miembros del Superior Tribunal de Justicia de Jujuy, calificándolos de “militantes”, pero se hacen los distraídos ante la conducta y el proceder serio y responsable de ellos que se excusaron en todas las causas de Milagro Sala, de modo tal que no intervinieron en ninguna de ellas. Es más, esos dos jueces cuestionados por “militancia” fueron votados por diputados del justicialismo en la Legislatura al momento de su designación. Recurren a cualquier moneda para desacreditar al Poder Judicial de Jujuy y el más claro ejemplo fue la operación mediática montada por el infame Verbitsky, el primer paciente del vacunatorio VIP.

“La recuperación de la paz es mérito de todo el pueblo jujeño”

Que nadie se confunda. Desde 2015 se recuperó la institucionalidad en Jujuy y la independencia plena de los poderes y, en este marco, por primera vez en la historia los jueces concursan por sus cargos: nunca más a dedo.

La recuperación de la paz es mérito de todo el pueblo jujeño y de la dignidad de las familias que tenían vulnerados sus derechos a manos de la organización liderada por Milagro Sala.

Y aprovecho para reiterar la invitación al ministro de Pedro a conversar y escuchar a las víctimas de Milagro Sala, las que durante 10 años se cansaron de denunciar los ataques, vejaciones, abusos y atropellos de todo tipo que recibían por no acatar su autoimpuesta autoridad.

Fuente: Periódico Lea