Suba de impuestos: “Hay un pacto entre el sector de mayor valor de Resistencia y un medio para rechazarlo”

Gustavo Martínez, intendente de Resistencia.

En declaraciones realizadas este martes a Provincia ATR, el jefe comunal consideró que “no es simpático tener que abonar el impuesto que corresponde al inmueble después de tantos años de depreciación, pero era necesario porque alguien lo tenía que hacer; ya que esta actualización es algo que va a beneficiar, no solo a esta gestión municipal, sino también a las que vienen”.

Martínez fundamentó el incremento al describir que “la valuación del metro cuadrado de los inmuebles venía muy deprimida desde hace muchos años atrás”. En ese punto insistió en comparar el valor de mercado de un inmueble con el valor fiscal: “Uno nunca va a vender su casa o su terreno en función del valor fiscal, que es con el que se paga el impuesto, y eso está indicando un problema que debía ser corregido”.

El intendente apuntó que “hay un pacto muy significativo” para oponerse a esta suba de impuestos en algunos sectores del distrito uno y dos de la ciudad. “En esas zonas están los inmuebles o construcciones de mayor valor, y es ahí donde la valuación del inmueble y del terreno estaban muy subvaluadas. Y esos sectores son los que tuvieron el mayor incremento impositivo”.

Y consideró que, ese ‘pacto’ de oposición “al impuestazo”, “es amplificado básicamente por un medio de comunicación en especial, que vamos a aclarar bien públicamente cuáles son los intereses que tiene detrás para resaltar esta temática”.

Posición ante el gremio municipal

“Tenemos la firme decisión de combatir los mecanismos de presión y de extorsión que se emplean hace décadas”, sostuvo Gustavo Martínez respecto a los recientes episodios que se hicieron públicos.

Consultado sobre el pedido para una reunión, previa advertencia de una posible medida de fuerza que le hizo el Sindicato de Trabajadores Municipales que encabeza Jacinto Sampayo, afirmó que “tenemos la firme decisión, aunque se nos vaya todo nuestro capital político, de combatir los mecanismos de presión y de extorsión; que lo único que hacen es beneficiar a un grupo reducido en detrimento de toda la gran cantidad de trabajadores municipales honestos”.

En ese sentido, aseguró que su gestión “trabajará con toda tranquilidad y con la mayor amplitud dialoguista”. Pero que va a hacer, ”lo que haya que hacer, porque la sociedad está esperando que se resuelvan este tipo de conductas internas”, que muestra que el gremio de Sampayo “hace décadas que usan métodos que no son los adecuados”.