Varapalo a Trump del Supremo al permitir que el Congreso acceda a sus declaraciones de impuestos

El expresidente sufre otro duro revés tras la derrota de su candidata al Senado en Alaska

En la primera semana de su flamante tercera campaña a la presidencia, Donald Trump no está cosechando grandes triunfos. Este mismo jueves se supo que la senadora Lisa Murkowski de Alaska ha sido reelegida, en lugar de una competidora a la que apoyó el expresidente, Kelly Tshibara. Ambas esperaban el resultado del recuento desde las elecciones parciales del pasado 8 de noviembre, dado que Alaska cuenta con un complejo sistema de votación donde se puntúan diversas opciones, que pueden ser del mismo partido, como es el caso de Murkowski y Tshibara. También ha sido derrotada en Alaska la exgobernadora y candidata a la vicepresidencia en 2008 Sarah Palin, que aspiraba a ser diputada con el respaldo expreso de Trump.

El resultado es un duro revés para Trump, pues Murkowski, a la que se considera una centrista, es la única republicana en el Senado que condenó al expresidente en el segundo juicio político del 'impeachment' que se presentaba a la reelección. Antes, Trump había desbancado a otros republicanos críticos con él, como la diputada Liz Cheney, en procesos de primarias. A su vez, la mayoría de candidatos a los que colocó Trump han perdido frente a los demócratas, algo que les ha permitido a estos últimos mantener el Senado y perder la Cámara de Representantes sólo por la mínima. En Alaska, Trump no tuvo ese poder porque el sistema de votación es abierto.

Otro revés para Trump es la decisión del Supremo, el miércoles, de autorizar la revelación de seis años de declaraciones de la renta, para que las examine una comisión del Capitolio que hasta enero controlan los demócratas. Trump ha perdido sus apelaciones en los varios intentos por evitar estas revelaciones, tras negarse antes a hacer públicas sus cuentas en contra de la costumbre de la presidencia norteamericana. En solo un año, el expresidente ya suma tres derrotadas ante el Supremo.

Noticia Relacionada

Biden, al ataque contra el 'trumpismo': «Nuestra democracia no está garantizada»

Javier Ansorena

El presidente de los Estados Unidos ha ofrecido un discurso desde Filadelfia, cuna de la Constitución, en horario de máxima audiencia para impulsar las candidaturas demócratas de las próximas elecciones legislativas

En las elecciones en Alaska, tras una votación preliminar, los cuatro candidatos más votados pasaron a la ronda final. Y al no lograr ninguno de ellos más del 50% de votos, se contaron los apoyos totales de los dos a la cabeza. Murkowski acabó logrando un 54% porque fue la segunda opción de muchos votantes demócratas. Ahora la senadora republicana, que en contadas ocasiones se ha aliado con los demócratas, tiene otro mandato de seis años por delante. Según dijo la candidata trumpista derrotada, Tshibara, en un comunicado, «este nuevo sistema electoral fue diseñado indiscutiblemente como un programa de protección de quienes ya ocupan los cargos, y claramente funcionó como se pretendía».

Trump se jugaba mucho en Alaska, y tras este último resultado queda claro que no ha acabado de convencer a los votantes independientes y centristas. En julio viajó a Anchorage, la mayor ciudad del estado, para hacer campaña con Palin y Tshibara, y ambas han salido derrotadas. Es más, antes incluso del saqueo del Capitolio y el juicio político subsiguiente, el expresidente dijo en Twitter que apoyaría a cualquier republicano que quisiera desbancar a Murkowski, que nunca pasó por el aro del trumpismo durante la anterior legislatura.

MÁS INFORMACIÓN

  • ¿Fin de Trump, se quedará el trumpismo?

La victoria de Murkowski es también una buena noticia para los líderes republicanos en el Senado, especialmente Mitch McConnell, que se ha convertido en uno de los políticos mas detestados y criticados por Trump en las redes sociales por sus críticas a las acciones del expresidente durante la insurrección y el saqueo del Capitolio.

.

.

Fuente: ABC