«Yo no soy Obama II»

Las segundas partes nunca han sido buenas. Y en política, mucho menos. Por eso, conforme se va acercando el simbólico listón de los primeros cien días de Joe Biden en la Casa Blanca, resulta fascinante el relato que poco a poco se está construyendo en Washington sobre el nuevo presidente de Estados Unidos como un giro copernicano con respecto a Barack Obama. Una narrativa política muchísimo más ambiciosa que reafirmarse como una simple pero necesaria antítesis de Donald Trump. Para la vieja guardia de Obama, Biden era una especie de peaje a pagar por haber llegado a la Presidencia con tan solo cinco minutos de bagaje político. El vicepresidente llevaba literalmente toda su vida en el Senado y servía sobre todo… Ver Más
Fuente: ABC